Español (spanish formal Internacional)
Português (Brasil)
English (United Kingdom)

14 Octubre 2011

Cómo llegué a ser Recicladora

Cómo llegué a ser Recicladora

Autora: Daudalina Lala Bazan
Dirigente Asociación Gremial de Recicladores/as de Chile
Santiago, Chile

La vida te da muchas alternativas, se conjugan condiciones básicas, de personalidad, autoestima, entorno y la necesidad de sobrevivencia.

En un minuto dado, se dieron las condiciones y opté por “cachurear”, porque necesitaba productos para vender. Productos que no tuvieran costo alguno y me generaran dinero. Con dos niños pequeños, y mi pareja recién fallecida, había que pensarlo rápido y tomar una decisión.

De esta forma, detrás de mis compañeras de reciclaje, aprendiendo a tocar las bolsas de “basura” -cual regalo que te dejaba la calle-, empecé a vender cosas recuperadas, sin tener la menor idea que era parte de un proceso de reciclaje.

Hoy con toda la experiencia que me ha dado la calle, la dirigencia de una Agrupación de Recicladores Base, más la  oportunidad  de  ver  otras realidades en países vecinos y el trabajo realizado, me ido ganando un lugar. Asisto siempre y puntualmente a las reuniones, talleres, foros, y siento que tengo la labr de conciliar, agrupar, convencer a  personas, que muchas veces no comprenden la importancia de ser reconocidos como recicladores de base y ser parte de un proceso integrador y responsable.

Beneficios y desventajas de ser recicladora

Los beneficios son variados, tenemos mejor llegada con las dueñas de casa, asesoras del hogar  y también con el sexo opuesto. Hay empatía, confianza, deseo de ayudarnos, llegando muchas veces ser sus cómplices en hacer desaparecer lo que les está molestando, que de otra manera no lo harían (muebles de la abuelita, etc.)

La desventaja, más bien es de fuerza física. Tenemos menos tiempo, muchas veces, para dedicarnos al reciclaje, ya que a la vez somos dueñas de casa, madres, apoderadas, organizadoras de tiempo completo, por lo mismo, nuestros ingresos se ven muy acotados.

Situación recicladores chilenos

Creo que las mejoras en la situación laboral de los recicladores depende, en gran medida, de nosotros. Si como trabajadores profesionales, en los retiros de residuos domiciliarios reciclables, no le damos la importancia que merece este trabajo, no lograremos tener la atención de las autoridades. Desde mi mirada, es muy fácil quejarse, y que otros hagan la pega por ti.

En el proceso en que estamos hoy, sí le hemos dado un valor agregado, y muy tímidamente nos están escuchando las autoridades locales, ya no con petitorios sino con propuestas. Hoy se están dando escenarios de conversación. Falta mucho aún, no nos ven viables cómo recuperadores, y nos visualizan como minoría en el proceso de reciclaje.

Creo que ser parte de la Red Lacre es de gran ayuda para el Movimiento Nacional de Recicladores de Chile. Nos hace sentir que no estamos solos en esta lucha. Nos potencia a participar, intervenir en procesos locales y gubernamentales, además, con el apoyo de recicladotes a nivel Latinoamericano, se analizan situaciones locales que no están ajenas a nuestras realidades y cada logro es parte de todos.

Foro Taller Internacional Reciclaje Inclusivo: Mujer y Trabajo. Asamblea  General del Movimiento de Recicladores  de Chile.

Hoy tengo una visión más completa de la realidad de los recicladores en nuestro país, porque he tenido la oportunidade de ver otras realidades gracias a la Red Lacre. Según mi percepción, no todo  es malo ni todo es bueno. En estos momentos estamos en un proceso de integración en el ámbito legal, apoyados por líderes  recicladores chilenos y profesionales que nos guían en este paso trascendental. Se han dado signos de apertura de los espacios de conversación con autoridades locales y el Ministerio del Medio Ambiente. Este es, sin duda, un logro que debemos aprovechar con inteligencia.

Mapeo en las calles de Bogotá, Colombia, como parte de los Talleres de Mapeo.

 

El saber que nuestro trabajo es sustentable, inclusivo y de responsabilidad ambiental, nos permite ampliar nuestras metas ambiciosas y nuestro idioma es universal, no tiene fronteras, ni creencias religiosas, ni políticas, es cuestión de asertividad.

Escenario soñado en el reciclaje

Soñemos con posibilidades que se norme el proceso de reciclaje. En primer lugar, educar nacional en hogares y colegios  sobre la separación de origen. Sensibilizar y en última instancia castigar el no cumplimiento de normas establecidas por Ley. Es ideal contar con una legislación que favorezca la participación de profesionales del reciclaje, como nosotros que diariamente recorremos las calles de nuestras ciudades (y los hemos hecho por décadas).

Soñemos que tenemos capacitación, implementación de herramientas de trabajo y lugares donde separar, recuperar, y comercializar directamente y porqué no, exportar materia prima, para nuevos productos. Sumemos a esto que nos paguen por el servicio, tanto ambiental, como social y remarcar la deuda histórica que existe de la sociedad, en todo ámbito,con los recicladores y recicladoras de base. Deuda que se traduce en estigmatización, descalificación por nuestro trabajo, trabajo que hasta hoy, ha sido totalmente autovalente.