Español (spanish formal Internacional)
Português (Brasil)
English (United Kingdom)

02 Noviembre 2011

Foro Internacional “Gestión y tratamiento de desechos en áreas urbanas: hacia la construcción de ciudades saludables e inclusivas”

Autora: Sara E. Arévalo Capuena
Ing. Geógrafa y Ecóloga, Perú

En el foro que asistí estos dos últimos días participaron ponentes de varias partes del mundo. Si bien no estuve en todas las exposiciones, llegué a escuchar a Anselm, Anibal y Aparecido; representantes de la India, Colombia y Brasil respectivamente; y como olvidarme del “hermano” Exequiel Estay; chileno. Cómo olvidarme de su forma tan peculiar y simpática de contarnos su historia. Y es desde allí que deseo empezar esta nota…

La historia es larga, casi imposible de resumir, pero ya voy con el intento. En el foro se trato principalmente sobre las experiencias de los recicladores y el aporte de estos a la sociedad y a la conservación de nuestro ambiente. Este señor hace poco más de dos décadas empezó la labor de organizar a sus “hermanos recicladores” como él los llama, e incentivarlos a formar parte de una red de recicladores en su país; en vista de tantos abusos por parte de los comercializadores primarios, abuso reflejado en la inequidad e injusticia económica y de oportunidades; así también preocupado por las condiciones insalubres en que trabajaban. Tenía en mente una idea pero más clavada estaba en su corazón, creía que organizando y sensibilizando a sus hermanos, alcanzarían a ser escuchados y así sucedió; hoy esa red también incluye a redes de otros países, que conforman la Red de Recicladores Latinoamericanos y del Caribe, siendo ejemplo hoy para otros continentes.

Sinceramente después de escuchar a todos los expositores, a los miembros y líderes de esta gran Red, me llevo el mensaje que sostiene mi sueño, que no es más que el hacerse cargo cada uno por convicción, ética, y compromiso, por nuestro entorno y por uno mismo, de que hoy es el día de tomar esa oportunidad de unirnos y juntos reciclarle la conciencia a la humanidad, que alguna vez creyó en el hombre. Es tiempo de proteger nuestra casa; nuestro Mundo ¡¡¡

Gracias por estos dos días a todos los presentes.