Español (spanish formal Internacional)
Português (Brasil)
English (United Kingdom)

13 Noviembre 2013

Testimonios RedLacre: Walter Rodríguez

Testimonios RedLacre: Walter Rodríguez

El presidente de la Unión de Clasificadores de Residuos Urbanos Sólidos, UCRUS, de Uruguay y miembro de la Secretaría de Agenda Internacional de la Red Lacre, relata la trayectoria que han debido recorrer los clasificadores uruguayos para lograr un espacio y reconocimiento de su labor en su país.

La UCRUS, Unión de Clasificadores de Residuos Urbanos Sólidos, se gestó hacia unos 11 años atrás, y actualmente a nivel nacional representa aproximadamente a unos 30 mil clasificadores.

Allá por el año 2002, en lo que es hoy el vertedero Felipe Cardoso, se venía trabajando de manera irregular y de forma independiente. Así, se generó una situación de conflicto, en la que la Intendencia General de Montevideo no dejaba trabajar a los clasificadores, los acosaba, los perseguía y no les arrimaba camiones de residuo.

En ese entonces yo no estaba, pero sí un grupo de compañeros mayores que yo, ellos asumieron la responsabilidad de lograr un consenso para poder organizar un organismo que defendiera a los clasificadores. Por esa iniciativa, se formó lo que hoy es UCRUS, la Unión de Clasificadores de Residuos Urbanos Sólidos.

A partir de ahí, los compañeros se encadenaron del otro lado de la calle, pero la Intendencia hacía caso omiso a su reclamo. Por tanto, se creyó necesario en aquel momento tener que ajustar la medida y se decidió ubicarse en el portón del vertedero y no dejar ingresar camiones a volcar sus residuos. Ahí la Intendencia cedió y dijeron, “bueno conversemos”.

Se llegó al diálogo y se logró que dentro del vertedero se dejara funcionar una cooperativa, llamada COFECA, en aquel entonces compuesta por 145 personas en aquel momento.

De ahí en adelante, hemos tenido más bajos que altos, ha habido gente conflictiva en ese espacio. Muchas veces se han generado situaciones conflictivas, porque los convenios realizados con la Intendencia eran por un año y llegado el año no se renovaron, y la gente tenía preocupación porque esto y porque los podían sacar del funcionamiento ahí en Felipe Cardoso.

Walter y Valeria Camargo, integrantes de la Secretaría de Agenda Internacional de la Red Lacre (Foto: Jornadas de Trabajo de Equipo Red Lacre 2013)

Por suerte nunca llegó esa instancia y hoy se sigue trabajando, pero con mucho menos trabajadores. Han salido un montón de decretos de la Junta Departamental, y eso con la aprobación, en algunos casos, de la Intendencia Municipal con la actual intendenta Ana Rivera, y se han llevado adelante iniciativas que perjudican a los trabajadores.

Es por esto que desde un tiempo a esta parte nosotros hemos iniciado una serie de medidas, manifestaciones y marchas, en repudio a muchas de estas acciones llevadas adelante por la Intendencia.

La intendenta Rivera ha cedido un poco. Hoy no sé el resultado de las conversaciones con ella, pero se conversaba sobre el tema que nosotros pedíamos, la inmediata derogación de un decreto que entró en vigencia a partir del 1 .de mayo, el cual no permitía más a los carritos de clasificadores retirar residuos de los grandes generadores de residuos.

Esto, al sector le afecta muchísimo, porque si no te dejan retirar residuos de donde más hay, te dificulta toda la tarea. Por consiguiente, no es lo mismo el material que se retira de los contenedores instalados en nuestras arterias de tránsito, es más difícil, significa andar muchísimo, más horas en la calle para completar la carga.

Hay propuesta de construir plantas de clasificación, que a nosotros tampoco nos convence mucho, porque esa planta en principio una ocuparía a 40 personas y las otras ocuparían 28 personas cada una. En el Departamento de Montevideo hay un sinnúmero de clasificadores, unos 20 mil trabajadores, entonces es una ridiculez lo que se pretende hacer, ocupar casi, porque no alcanzan a ocupar más que a 300 personas y los demás quedan desprovistos de su trabajo.

Entonces, nosotros hemos manifestado nuestro desacuerdo con ese tipo de iniciativas y vamos a tratar de dar la lucha por todos los medios para lograr que la situación se revierta. Por lo menos, que se deje trabajar a los clasificadores en la forma que están trabajando actualmente y que sigan realizando el rescate de materiales de residuos para lograr el sustento diario y el de sus familias. Nosotros estamos estudiando presentar una propuesta y algunos proyectos para que podamos utilizar los materiales reciclables y elaborar otros productos, pero necesitamos del apoyo de técnicos y del Estado mismo para que ponga el dinero para poder llevar adelante esas iniciativas.

Walter junto a Nohra Padilla, directora ejecutiva de la Asociación Cooperativa de Recicladores de Bogotá (Foto: Jornadas de Trabajo Equipo Red Lacre 2013)

Una de estas propuestas, yo la traje a partir de experiencia que estuve viendo con los compañeros de Colombia en Bogotá, que están trabajando de forma mucho más agradable que nosotros, mucho más eficiente. Hemos tratado de recuperar algunas de esas experiencias, para poder ver si las incorporamos acá en nuestro país.
 
Entre algunos logros que hemos tenido, es que se han formalizado cerca de 8 cooperativas en la ciudad de Montevideo. En otros departamentos no funcionan como cooperativas, sino que son núcleos de trabajadores que están instalados, algunos, casi la mayoría de ellos, están en disposición final en el interior del país.
 

En Montevideo, hay solamente una en disposición final, las demás funcionan en diferentes espacios, con distintas modalidades. Hay 2 cooperativas de carreros, por ejemplo, que tienen un lugar de acopio y todos los días rescatan materia prima para comercializar, la llevan para esa pista, la acondicionan y la comercializan en un bien común. Después, todo lo logrado por ingresos de esos productos que se comercializan se reparte entre todos como cooperativa. Además, hay otra que funciona en un espacio de la Intendencia, y ésta les acerca los camiones con basura para clasificar.